Buscar

La tecnología aplicada al mantenimiento mejora la competitividad

El desarrollo tecnológico aplicado al sector industrial alimenta una nueva revolución que transformará definitivamente la manera de fabricar. La analítica de datos y el mantenimiento predictivo entran con fuerza para impulsar los resultados empresariales.



El Internet Industrial de las Cosas está detrás de avances tan significativos como la automatización de los procesos o la flexibilidad de las cadenas de producción capaces de adaptarse a múltiples factores (picos de demanda, condiciones de la maquinaria, problemas de aprovisionamiento, etc.), como se recoge en un estudio de Microsoft y Prodware, multinacional experta en proyectos de consultaría e implantación de soluciones para la gestión de servicios de campo.


Su aplicación en el ámbito del mantenimiento industrial será decisiva. La instalación de sensores que recogen las variables de cada máquina y de los sistemas de tratamiento de datos que analizan la información en tiempo real es una de sus principales aplicaciones. También tiene otras que serán indispensables para mejorar la competitividad y rentabilidad del sector, como la conectividad entre técnicos y máquinas para acceder a todo el conocimiento desde cualquier lugar y tomar las medidas oportunas en cada momento o el uso del aprendizaje automático basado en la inteligencia artificial para realizar un mantenimiento predictivo.


La interconectividad y la digitalización se traducen en proporcionar a las máquinas la capacidad de predecir fallos inminentes e iniciar procesos de mantenimiento de forma autónoma y en ofrecer los recursos necesarios para optimizar la planificación de las peticiones de servicio y el trabajo de los técnicos, incluidos los desplazamientos y la provisión de piezas y materiales. En ambos casos, los beneficios son destacables. Por un lado, se logra reducir el tiempo de inactividad de las máquinas hasta un nivel completamente nuevo. Por otro lado, se consiguen dos importantes hitos incompatibles hasta ahora: ahorrar en mantenimiento y ofrecer un servicio de la máxima calidad.


Diagnóstico y reparaciones a distancia


En algunos ámbitos de la industria, las revisiones y evaluaciones en remoto ya han comenzado a ser una realidad. Aunque las tareas de mantenimiento más complejas todavía requieren un toque humano in situ, muchas tareas de mantenimiento, como ajustes y calibraciones electrónicos, se ejecutan a distancia tanto de forma autónoma como por medio de un técnico.


En este sentido, el diagnóstico a distancia de problemas en máquinas o equipos mejorará la productividad de los técnicos y perfeccionará el servicio al cliente. Los tiempos de respuesta a las llamadas para asistencia serán más cortos y los técnicos podrán llevar a cabo más órdenes de servicio cada día. Las empresas se beneficiarán de menos tiempos de inactividad de los equipos, al igual que mejorará la velocidad de reacción de los proveedores de servicios.


Del mantenimiento preventivo al predictivo


Hasta ahora, para minimizar estos tiempos de inactividad no planificados exigía realizar tareas de mantenimiento preventivo que ayudaran a anticipar problemas relacionados con el desgaste por uso. Esto implicaba muchas horas de trabajo por parte de los técnicos lo que, a su vez, conllevaba gastos de mantenimiento prematuros o innecesarios. Los nuevos sistemas de gestión dan paso a un mantenimiento de carácter predictivo.


El uso del Internet de las Cosas y de las tecnologías de gestión de los servicios de campo suponen un salto cualitativo en los procesos de mantenimiento, que experimentan una gran mejora desde el diagnóstico a la reparación. El resultado es que los trabajos de mantenimiento podrán llevarse a cabo con una óptima relación coste/tiempo.

3 vistas

Av. de Mayo 2555, Ramos Mejía

Buenos Aires, Argentina

info@cmms.express

Copyright IntelTIC | Todos los derechos reservados.

Seguinos

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube