Buscar

Tipos de mantenimiento industrial

Entendemos el mantenimiento industrial como el conjunto de técnicas y normas que se establecen para la correcta conservación de las instalaciones y la maquinaria en una planta industrial.



Podemos clasificar los diferentes tipos de mantenimiento como:


Mantenimiento correctivo


Cuando hablamos de mantenimiento correctivo, nos referimos a reparar las averías una vez que han aparecido.


El principal inconveniente es que la avería puede suponer la parada de una máquina, y es necesario planificar la intervención, asignar los recursos humanos necesarios, abastecerse de repuestos, preparar herramientas, elaborar procedimientos de seguridad e intervención que no estaban previstos.


El mantenimiento correctivo resulta inevitable, porque es imposible predecir y evitar todas las averías. Sin embargo, es preferible reducir este tipo de mantenimiento todo lo posible.


Mantenimiento preventivo


En el mantenimiento preventivo, busca evitar las averías actuando antes de que surjan. Normalmente se hace sustituyendo piezas de desgaste antes del fin de su vida útil. También puede tratarse de acciones de limpieza o lubricación. El ejemplo más claro es el mantenimiento de vehículos, en los que se sustituye aceite, correas, filtros y otros elementos de forma programada, antes de que su desgaste provoque averías.


Este tipo de mantenimiento permite planificar la intervención, puesto que la máquina o instalación trabaja de forma correcta. Al conocer de antemano los recursos necesarios, se puede planificar una parada preventiva que afecte lo menos posible a la producción.


Un claro inconveniente es la dificultad de prever cuándo debe realizarse la acción preventiva, puesto que:


- Acortar los tiempos supone aumentar los recursos. Si un aceite tiene una vida útil de un año y lo sustituyo cada diez meses, en lugar de hacer diez cambios en diez años, tendré que hacer doce, aumentando los materiales y recursos humanos necesarios.

- Alargar los tiempos supone más averías. Siguiendo el ejemplo anterior, si cambio el aceite cada catorce meses, corro el riesgo de aumentar el desgaste y provocar una avería, que podría ser muy costosa.


Mantenimiento predictivo


El mantenimiento predictivo es una variante dentro del mantenimiento preventivo, que consiste en analizar y medir el desgaste de los elementos para sustituirlos en cuanto muestran síntomas que predicen el fallo, antes de que se llegue a materializar la avería. Se suelen utilizar técnicas analíticas como la termografía, diagnóstico por vibraciones, medidas eléctricas (como el aumento del consumo de un motor).


Este sistema es el óptimo en cuanto a fiabilidad, porque permite saber con certeza que un elemento debe ser sustituido.


También tiene inconvenientes, el principal es que medir todos los elementos que pueden fallar suele ser muy laborioso. En máquinas con elementos críticos se suelen instalar equipos de medida automáticos, que activan una alarma indicando que es necesario intervenir.


Las condiciones de trabajo de una máquina pueden ser distintas según las condiciones ambientales o los sobreesfuerzos a los que pueda verse sometida. Por eso es mejor medir que predecir, para ajustar los trabajos a las circunstancias reales.


¿Qué tipo de mantenimiento es mejor?


En la práctica, las empresas no se centran en uno solo de estos sistemas, sino que combinan los distintos tipos según el caso.


Lo ideal sería aplicar el mantenimiento predictivo como opción predeterminada, si no resulta viable descartarla por el preventivo, y en caso de que tampoco lo sea, seguir con el correctivo.


Es necesario valorar los costos de cada opción. Una solución muy extendida es realizar inspecciones preventivas (basadas en el tiempo) que incluyen algunos procedimientos predictivos (basados en medidas).

Al implementar un correcto plan de mantenimiento y usar un software de gestión de mantenimiento (CMMS) se incurrirá en menos reparaciones importantes.


El hecho es que todos los problemas de mantenimiento empeoran con el tiempo y cuanto más tiempo nos demoramos en solucionar un problema más daño puede causar.


Depender del mantenimiento correctivo significa hacer el mantenimiento con menos frecuencia, pero esto probablemente también ocasionará que el activo se descomponga y requiera de reparaciones costosas y complejas.


Puede ser bastante frustrante tener el activo averiado solo para descubrir que lo que pudo ser una solución menor en su momento, ahora es un problema importante.


El mantenimiento preventivo permite abordar pequeños problemas a lo largo del tiempo, lo que puede evitar problemas importantes y hacer que el mantenimiento sea menos costoso y más fácil de manejar a largo plazo.

7 vistas

Av. de Mayo 2555, Ramos Mejía

Buenos Aires, Argentina

info@cmms.express

Copyright IntelTIC | Todos los derechos reservados.

Seguinos

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube