Buscar

El mantenimiento preventivo

Más vale prevenir que curar.


El sector industrial depende del mantenimiento preventivo, por una sencilla razón: las averías son muy caras, debido a:


- El coste de la reparación que incluye gastos en materiales, personal y servicios subcontratados.

- Daños en las máquinas o instalaciones, si se ha producido una reacción en cadena provocada por la avería.

- Pérdidas de producción, que no solo se limitan a la cantidad de producto que se ha dejado de fabricar, sino al trastorno de la planificación al retrasarse las entregas, y sobre todo el mal servicio si la situación afecta a los clientes.

- Riesgos para las personas. Algunas averías pueden provocar accidentes muy graves.



En la medida que el mantenimiento preventivo reduce las averías imprevistas, toda la empresa se ve beneficiada.


¿Qué es el mantenimiento preventivo?


Un plan de mantenimiento preventivo es un conjunto de tareas proactivas que se hacen regularmente, a intervalos predeterminados de fechas o lecturas, para evitar fallas en los activos.


¿Sabías que un buen mantenimiento preventivo ayuda a aumentar la productividad hasta un 25%? ¿Que reduce los costes hasta un 30%? ¿O que alarga la vida de la maquinaria y equipos hasta en un 50%? Y es que el mantenimiento preventivo se basa, precisamente, en eso, en prevenir.


En general, existe la idea errónea de que el mantenimiento preventivo costará mucho dinero y es un gasto innecesario.


Sin embargo, el mantenimiento preventivo y proactivo generalmente tiene el efecto contrario, ya que se ha demostrado que reduce los costos de mantenimiento del equipo al permitir detectar problemas pequeños antes de que se conviertan en problemas mayores.


Invertir en mantenimiento y reparaciones regulares y de bajo costo puede ayudar a garantizar que los activos no requieran reparaciones costosas en el futuro y puede ahorrar una gran cantidad de dinero con el tiempo al evitar tener que reemplazar equipos prematuramente.


Como se puede apreciar, un plan de mantenimiento adecuado es esencial para garantizar que los activos físicos funcionen de manera eficiente y segura.


Tipos de mantenimiento preventivo


Podemos encontrar tres tipos de mantenimiento preventivo: programado, de oportunidad y predictivo.


- Programado: se realiza un programa de reparaciones, mediante un calendario, y se lleva a cabo. De esta manera todas las máquinas se revisan de manera periódica.

- De oportunidad: es un buen método de mantenimiento puntual que se realiza cuando nadie usa las instalaciones o la maquinaria, como por ejemplo los periodos vacacionales.

- Predictivo: mediante el análisis de estadísticas, podemos medir el desgaste de los elementos, por lo que podemos reemplazarlos antes de que llegue la avería.


¿Cómo puede implementar este tipo de mantenimiento en su empresa?


Para implementar un sistema de mantenimiento preventivo en su negocio, debe realizar una planificación de cada una de las tareas de mantenimiento. Así, mediante un calendario, se puede limpiar, ajustar, reparar, calibrar, reemplazar piezas y efectuar cualquier otra acción necesarias sin sobresaltos.


Planificar el mantenimiento preventivo y determinar qué se debe hacer puede ser extremadamente difícil, ya que tendrá que rastrear los datos manualmente para determinar cuándo se debe realizar el mantenimiento en función del tiempo y los datos de uso.


Aquí es donde las herramientas de software de gestión de mantenimiento (CMMS) son esenciales para asistir al personal de mantenimento.


Un software de gestión de mantenimiento (CMMS) no solo ayuda a configurar un adecuado plan de mantenimiento que permita generar automáticamente las órdenes de trabajo y asignarlas a los responsables, sino que además es el cerebro que permite tener un control global del área: registro y control de equipos, localizaciones, proveedores, manejo de almacén de repuestos y herramientas, gestión de tareas y solicitudes y monitoreo de condiciones, que al final de cada período predeterminado entrega indicadores de gestión para la toma de decisiones.


Un software de gestión de mantenimiento (CMMS) sustituye por completo el control manual y disminuye dramáticamente el margen de error que este conlleva, ya que ayuda a generar índices estadísticos precisos, que permiten tanto una buena gestión de activos físicos como la toma de decisiones basadas en evidencias reales y objetivas.

5 vistas

Av. de Mayo 2555, Ramos Mejía

Buenos Aires, Argentina

info@cmms.express

Copyright IntelTIC | Todos los derechos reservados.

Seguinos

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube